Panamericana

Argentina
Autor: Santiago van Dam Sacchi


Sinopsis: Alejandro y Saverio tienen 17 años, ambos viven en Don Torcuato y se conocen de toda la vida. Volviendo de un cumpleaños en Pilar tienen un violento accidente. Como consecuencia Saverio queda rengo de por vida. Alejandro, que causo el accidente, se muda ese año a Capital Federal y no vuelven a verlo, ni Saverio ni su propia familia. De manera natural Saverio se va introduciendo en la familia de Alejandro, se casa con Beatriz, su hermana (con quien ya noviaba) y luego el padre de Alejandro lo toma como empleado en su empresa de reciclado de pallets. Tiene dos chicos con Beatriz.

15 años después del accidente, sin haber dado nunca señales de vida, Alejandro vuelve a hacerse presente para todos estos personajes. Aparece muerto en circunstancias confusas, en Capital Federal. La familia lo recibe de nuevo y realizan el entierro en Don Torcuato. Se truncan las esperanzas de su padre, Luis Mastellán, de que algún día vuelva y herede la empresa familiar. Saverio por su parte está muy afectado, lo recuerda escenas de niñez y sueña constantemente con el accidente que tuvieron en Panamericana.

Despues del entierro Mastellán recibe la visita de un acreedor de Alejandro, que pretende cobrarle una la deuda que este mantenía con él. El hombre es medio mafioso y le sugiere como forma de pago activos de la empresita familiar. Mastellán tiene un preinfarto discutiendo con él y en el hospital decide darle la titularidad de la empresa a Saverio para ponerla a salvo. Ahora Saverio es el candidato natural a manejarla cuando Mastellán se retire. Mastellán quiere que quede en la familia.

Saverio va a visitar la tumba de Alejandro y conoce a Valentina, compañera de trabajo del difunto en los últimos años. Valentina tiene 19 años y es muy atractiva. Lo invita a ver su show de baile en el Cabiria, una disco del microcentro en la cual tambien trabajaba Alejandro.
Saverio acepta, intrigado por saber más sobre los ultimos años de vida de su amigo. El show es impactante. Saverio termina bailando en el escenario con ella y con Fernando Champagne, extravagante y oscuro presentador del boliche, muy cercano al difunto. Champagne le da a entender que Alejandro en realidad se fue de Don Torcuato porque era homosexual, y estaba enamorado de él. Saverio esta confundido, pasa la noche con Valentina. El entorno del Alejandro lo va rodeando.

A Saverio le parece ver a Alejandro en todas partes, está teniendo una crisis de juventud perdida. Reincide con Valentina, descuida a su mujer y llega tarde al trabajo. Trata de acercarse y entender al muerto viviendo su vida. Va y viene en su camioneta, de Don Torcuato a la capital.

Una mañana en la empresa aparecen fotografías de Saverio reunido con Champagne. Champagne resulta ser el hombre que fue a “apurar” a Mastellán por plata que le debía su hijo. Mastellán no lo puede creer, tiene un infarto del disgusto y fallece en el hospital. Su última voluntad es que la empresa vuelva a manos familiares.

Saverio es “expulsado” de su nucleo familiar y laboral, solo le queda el entorno del muerto.

Saverio aparece en el velatorio de su suegro y es humillado frente a sus propios hijos. Lo sacan entre varios y lo echan a la calle, se va solo y golpeado. Ahora vive en su camioneta y busca desesperadamente a Champagne para exigirle una explicación. Lo ubica en un afterhours a las 10 AM, pero Champagne está en el baño. Mientras lo espera Saverio recibe un llamado, sale afuera para hablar mejor. Es el abogado de la familia, pretende una participación en la estafa a cambio de una “manito” legal. Saverio lo putea, el abogado se la jura y corta. Al volver los de seguridad no lo dejan pasar, no se admite más gente. Saverio entra corriendo igual y golpea las casillas de los baños buscando a Champagne. Los de seguridad lo agarran y lo muelen a golpes.

Cuando Champagne sale horas después, al mediodía, Saverio lo esta esperando, lo increpa de mala manera. Champagne se excusa, no le pareció pertinente mencionarle la deuda que el difunto mantenía con él, no quería manchar la imagen de su amigo. Y las fotos las sacó Valentina, está enamorada de él, quiere que deje a su mujer, arruinarle la vida. Saverio no sabe que pensar, lleva 36 hs sin dormir y solo quiere seguridades. Champagne se compromete a encontrar a Valentina y se va.

Saverio duerme en el auto, lo único que tiene encima es una foto de Alejandro.

Champagne lo llama más tarde con información sobre Valentina: Anima una fiesta en un country en Pilar esa misma noche.
La fiesta es un caserón gigante, mucha plata, Saverio con el traje arrugado y manchado de sangre se pasea entre la gente preguntando por Valentina. Saverio está cansado y vencido, un joven dealer lo lleva al baño confundiéndolo con un cliente. Se ve en el espejo del baño y se quiebra, el chico lo consuela y le vende un cóctel de sustancias para que “levante”. En ese estado Saverio llega a una “playa artificial” en la casa, pusieron arena alrededor de una pileta y faroles HMI que simulan sol del mediodía. Como el Caribe a las 4 de la mañana. Saverio se tira a la pileta sin dudarlo. Debajo del agua experimenta paz, no quiere volver a subir, se le sale la sangre de la cara. Un pintoresco bañero lo saca del agua y lo arrastra hasta un rincón, medio desmayado. Mas tarde Champagne lo despierta y lo lleva a donde está Valentina. Saverio lo sigue dificultosamente hasta un dormitorio en la parte privada del caserón.
Adentro un reducido grupo de gente lo espera.
Una caja de seguridad asoma detrás de un espejo descolgado, Champagne pretende que Saverio los ayude con la clave. Saverio no entiende de que hablan, Valentina entra al dormitorio y abalanza sobre ella como un animal furioso. Un travesti lo golpea y lo tira al piso.
El dormitorio resulta ser el de Alejandro, hay fotos de el por todas partes. Convivía con el dueño de la casa, “el Mexicano”, (personaje ya mencionado, dueño del Cabiria). Los empleados quieren sacar toda la plata antes que vuelva, le prometen una parte si coopera. Saverio no conoce ningún código. Lo golpean. Aparentemente Alejandro antes de morir les dijo que Saverio conocía el código. Lo mando al muere.

Siguen trabajando sobre él, esta vez empleando la violencia. Están apurados porque “el Mexicano” puede llegar en cualquier momento. Saverio pierde el conocimiento a causa de los golpes, su mente evoca el accidente en Panamericana una vez más. El choque, el auto, la patente se fija en la pantalla.

Champagne y los demás se están yendo cuando Saverio vuelve en sí. Se arrastra hasta la caja de seguridad y tipea la patente de la camioneta con la cual se accidentaron. La caja se abre, nadie lo puede creer. Hay cantidad de dinero que el “Mexicano” no puede declarar y guarda ahí. El tono a esta altura es surrealista, de género. Saverio que tirado, exhausto. Eufóricos, Champagne y sus travestis se tiran billetes y saltan en la cama.

De repente se escuchan voces con acento mexicano y hay un corto tiroteo. El “Mexicano” cae muerto en la puerta la igual que sus dos guardaespaldas. Champagne y sus “secuaces” también mueren o agonizan en la habitacion. Todo es sangre y billetes. Saverio se arrastra por el piso hacia la puerta. La puerta se cierra de golpe. Valentina esta en el reverso, casi en estado de shock, sobrevivio porque no llegaron a verla. Saverio inesperadamente la abraza, está convencido de que ella no tuvo nada que ver con la cama que le armaron. Valentina agarra el bolso y lo terminan de llenar de plata. Escapan juntos por Panamericana.
Funde a negro y entra la banda sonora de los créditos.

Vuelve la imagen. Valentina le pide que se detenga en algún lado para cambiarse, se siente sucia. Saverio para en una estación de servicio y la espera. Ella tarda asi que Saverio estaciona la camioneta a un costado, y la ve escapándose por la parte de atrás. Lleva la ropa del show puesta y el bolso con todo el dinero.
Saverio la persigue pero ella se tira al piso y grita pidiendo socorro. Unos empleados de la estación y algunos trasnochados se acercan. Saverio se va puteando. A ellos Valentina les dice que la violó. Uno recuerda la patente, otro llama a la policía y un tercero sale detrás de Saverio en su camioneta.

Saverio conduce sin dirección, a toda velocidad por la autopista. Esta arruinado, pasado de rosca. Pasa por el tramo de la Panamericana en el cual se accidentó 15 años atrás. Descubre que en la radio pasan la misma canción que entonces… todo empieza a suceder de nuevo, como lo sueña y recuerda a lo largo del film. Los mismos carteles, un albergue transitorio, un hombre en bicicleta… De repente una mano apaga el pasacasette. Saverio no quiere mirar, es su amigo Alejandro, eternamente joven, sentado en el asiento de acompañante, quiere besarlo. Saverio lo repele, los ojos inyectados en sangre. Alejandro se ríe y se tapa la cara. Saverio volantea, histérico. La camioneta impacta contra el frontón de cemento y se destroza por completo de identica manera al accidente original.


Información técnica


Santiago van Dam SacchiContacto: 011 4 826 9773 / 156 244 5634

santiagovandam@yahoo.com.ar

Información y filmografía

Director y guionista del cortometraje “Invasión al Reino Mineral” (2004):

– 1er Premio concurso Kodak-UBA 2003.

– “Mención a Escuelas de Cine” Festival de Tandil (INCAA) 2004.

– “Mejor Banda Sonora” Festival Imágenes Jóvenes de la Diversidad Cultural 2004.

– Festival de Biarritz (La Citá) 2004.

– Competencia oficial Festival de Escuelas de Cine de Argentina 2004 (Universidad del Cine).

– Declarado de interés provincial por la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta.

– Programación Cortos I-SAT 2005.

– Integra la muestra itinerante de la UNESCO.

– “Mejor Cortometraje” en Categoria Experimental Festival FEJOREL 2005.

– Competencia Festival Al Extremo 2005.

– Mención al Desempeño Técnico (Dir. de Fotografía) Festival MINIMUM 2005.

– Seleccion Muestra Arte y Pantalla Mar del Plata 2006.

– Seleccionado para la muestra “Programa Puerto Natales”, Chile, 2006.

Actividad profesional:

 

2003 a la fecha                         Asistencia de producción para en diversas productoras (TAXI Films, 14                                      al centro, Jorge Zelasco).

 

Making del Telefilm “El Sobre 24” de Horacio Maldonado,

para Cinered Films.

 

Asistente de producción del largometraje “Intersecciones”

de Sergio Esquenazi.

 

Jefatura de producción para Eduardo Borrello,

publicidad grafica de Toyota Japón.

 

Cobertura audiovisual de evento (cámara) para Discoteca Pachá.

 

Cámara en cortometraje “Ana Infinita” de Vanesa Quiroz.

2002                            Cobertura de evento de modas (diseño de producción y cámara) en el                                             hipódromo de Palermo. Producido por Andrea Saltzman.         

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s